Búsqueda personalizada

sábado, 4 de abril de 2009



Matando el rato una tarde
corté de la hierba un tallo
y se lo puse en la frente
del susto me dió un tortazo.

Con el sarcasmo en la cara
con la sonrisa ya muerta
te dije: !Que guapa eres¡
no soy guapa, contestaste
soy hermosa.

2 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bellísimo poema de amor.

Un abrazo.

Jose A. Molina dijo...

Gracias Javier...