Búsqueda personalizada

sábado, 30 de mayo de 2009

Elvira Vencedora


Flotando entre el perfume de las flores,
acompañando a la nieve de los álamos,
escuchando los gritos de los pájaros,
me encontraba.

Llegó un correo Real que me traía,
noticias de mi amada que distaba,
varias leguas de camino,
una jornada.

Un grupo de lobos de la noche,
oscuros como una madrugada,
sin luna sin estrellas ni luceros,
la cercaban.

Subí a lomos de mi yegua,
rápida como el viento en la mañana,
y en pleno ocaso presentéme,
junto a mi amada.

Rodeada de nobles caballeros,
señoras de la luz y brujas blancas,
sentada junto al árbol de la vida,
se encontraba.

Allí planté mi campamento,
pertrechado de espada y armadura,
y con todos a una defendiendo,
la vida.

Y así, tras la noche del ataque,
en que triunfantes, nos alzamos
de nuevo victoriosos, a los lobos oscuros
Elvira dió jaque.

3 comentarios:

ana dijo...

Ya te echaba de menosssssss, y esas visitas a granadas.

¿Es el jeneralife? Tengo ganas de ir, siempre las he tenido.

Al final me animo.

Carlos dijo...

Precioso. Un agradable poema a la lectura que invita a hacerlo en voz alta.
Abrazos

Monica dijo...

que bello poema un gusto leerlo, mil gracias por tu compañia en mi rincon..
,¡|i¹i|¡,      ,¡|i¹i|¡, 
¹i|¡,¡|i¹     ¹i|¡,¡|i¹  Mil besos Mo..