Búsqueda personalizada

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Volver con la lluvia



Las nubes se deshacían llorando,
por la tarde de Granada,
suben caballos blancos.

Tenía los pies en la tierra
y ahora los tengo en el barro.

Me sacudo con las manos
que también se me han manchado.

Las nubes van por la vega
bajan caballos blancos.

Que hago con toda esta sangre
si no me la limpia el llanto
de mil nubes negras que vienen,
desde la sierra bajando.

No dejes que se le agoten
a Fátima mil fuentes blancas
donde se lava la cara.

Llena de rosas su casa,
que el perfume desaloje
los miserables de casta.

Y que un flujo brillante de estrellas
se apodere de su alma.



3 comentarios:

ana dijo...

Pues me alegro de que vuelvas con la lluvia, y qué forma de hacerlo.

Un beso muy fuerte, y que la lluvia siga cayendo si eso te trae de vuelta.

Noelplebeyo dijo...

LLuvia en granada, y sierra nevada

saludos

Silencios dijo...

Veo que las lluvias te ha devuelto a este bello rincón literario, no soy amiga de ellas pero por está vez, dejaré que me mojen sus finas lágrimas.

Bienvenido JA.MS

Mis besines desde la tierra todavía algo seca.