Búsqueda personalizada

jueves, 24 de septiembre de 2009


Una mañana fui agua,
y bajando de la sierra,
por una acequia sombría
me paseé por la Alhambra.

Una tarde que fui fuego,
desde Sierra Elvira en rojo,
pinte la Alhambra
y el cielo.

Una noche que fui viento,
y sentí frío de hielo,
a oscuras vagué sin rumbo
por no ver tus ojos negros.

¡¡¡Duerme!!!


¡Duerme!
Plácidamente duerme,
mientras respira,
acompasadamente,
su pecho me mece.
No quiero moverme...,
yo quiero estar
así para siempre.

No quiero moverme,
que puede romperse
la magia de verte,
dormida
y ausente.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Volver con la lluvia



Las nubes se deshacían llorando,
por la tarde de Granada,
suben caballos blancos.

Tenía los pies en la tierra
y ahora los tengo en el barro.

Me sacudo con las manos
que también se me han manchado.

Las nubes van por la vega
bajan caballos blancos.

Que hago con toda esta sangre
si no me la limpia el llanto
de mil nubes negras que vienen,
desde la sierra bajando.

No dejes que se le agoten
a Fátima mil fuentes blancas
donde se lava la cara.

Llena de rosas su casa,
que el perfume desaloje
los miserables de casta.

Y que un flujo brillante de estrellas
se apodere de su alma.