Búsqueda personalizada

lunes, 19 de julio de 2010

Noche Lorquiana


El 17 de Julio,
Con luna mora y cielo negro,
dejo el calor de Granada.

Entrando en Fuentevaqueros,
estabas sentado en la plaza,
impasible, entre el agua,
rodeamos tu presencia
que se vino como capa,
de frescor en la alameda
camino de Valderrubio
para llegar a tu casa.

Cuando pasé vi tu cara,
oscura como la noche
sin estrellas derramadas
por las choperas inmensas
de la vega de Zujaira.

Cuando atravesé la puerta
de la que fue tu morada,
lo hice como lo hace
en el templo una beata.

Toqué las mesas, las sillas,
los varales de las camas,
con lo ojos muy abiertos
miré las fotos, tu carta,
intentando que mis poros
absorbieran de la estancia
un trocito de tu genio
de tu aliento, de tu alma.

Y así transcurrió una noche
maravillosa, Lorquiana,
de música, risas, besos,
y aunque no vimos la Alhambra
a tragos nos la bebimos
en tu patio..., en tu casa.

Mi admirado Federico,
Por todo te doy las Gracias.

martes, 6 de julio de 2010

Azahar






Sigo la línea de tu horizonte,
me detengo en tus valles
en tus montes,
dibujo ríos de besos,
de saliva, de 
huellas dactilares.

Hago fotografías obscenas
con el objetivo de mis pupilas,
erizo el vello de tu espalda,
de tus hombros, de tus brazos,
de tu cara, mientras entornas los ojos
para mirar el placer por dentro
de tu carne y de tus huesos.

Abandonas tu cuerpo,
lo dejas a mi merced y de las olas
de escalofríos que te recorren
como descargas, el espacio de las horas.

Vuelo rasante por el olor de tu cuerpo,
que se abre a mi paso como
las flores olorosas del naranjo, del almendro,
azahar de pasión y besos blancos.

miércoles, 26 de mayo de 2010

"Carmen El Agua"


Subimos al Albaicín,
por las calles misteriosas,
el calor subía adoquinado
entre paredes blancas y olor de rosas.

Oculta tras una esquina
hallamos la pequeña puerta,
pequeño recibidor, escaleras sinuosas,
con sillas y mesas de hierro
y esa terraza tan hermosa.

Tus preciosos ojos tristes,
las perlas entre tus labios,
tu amor inmenso declarado,
tu serenidad, tus palabras,
el silencio de los platos...
y una nota, y un regalo...

Como te lo agradecí,
te lo agradezco tanto...

Tenía tu rostro ante mi,
por la Alhambra rodeado,
vestida de luz rojiza
con el cielo negro recortado.

Si aquello no era cielo,
porque muertos aun no estamos,
se le parecía tanto amor,
que yo creía tocarlo...

viernes, 21 de mayo de 2010

Cuando pasas por Granada....


Y mi corazón se agita,
y vuelan mil mariposas,
y el dia se hace precioso,
y tienen color las rosas,
y se alijera mi espíritu,
y una sonrisa me explota,
y mis ojos que te anhelan,
tambien te anhela mi boca,
rebolotean las hadas,
por la sierra y por la vega
cuando pasas por Granada.
 

martes, 11 de mayo de 2010


Recuerdo, mirando el vacio,
percibo, olores pasados,
sonidos...
 
Dentro de mi corazón,
guardados, como cristales
como agujas, pinchando.
 
Acaricio,
tu espalda, tu pelo imaginario,
mientras suspiras
el aire que exhalo...
 
Que bien olía el campo,
que bien tu cuello perfumado
con el calor de la primavera,
tu boca he saboreado.
 
Dulce, entregada, primera,
investigando besos
que dormían en las alhacenas.
 
Ahora quisiera,
recostarme a tu lado
y sentir tu cuerpo
hambriento, apretado.
 
El calor dulce de tu saliva,
tus ojos entrecerrados,
deseosa de tenerme
para siempre entregado.

lunes, 10 de mayo de 2010

NIEVA EN GRANADA

Es mayo y nieva,
mágia de los álamos
y el corazón triste
de los enamorados.
 
Subiría la más alta montaña,
para abrazarte y besarte
cada mañana,
pero es mayo y nieva...
 
El cielo gris de mis ojos
se oscurece desesperado,
mis manos tiemblan,
tiemblan mis labios morados.
 
Porque es mayo y nieva
y un frio profundo me abraza,
mientras muero entre las rosas
del frio mayo que pasa.
 
Flotan en el aire...
pequeños copos ligeros,
atravesados sin piedad
por los oscuros vencejos.
 
¡Que frio en mayo!
flota la nieve,
en la ciudad
y en el campo.

jueves, 4 de marzo de 2010


Si pudieras acunar mi cabeza en tu regazo
y con besos infinitos borraras los recuerdos
que me alejaron de ti.

Si pudieras acariciar mi rostro demacrado
y con tus manos como palomas,
borraras mi memoria al fin.

Dejaría de beber en las fuentes negras
de la tristeza amarga y la melancolía.
Dejaría de sufrir.

Si pudieras con el aura de tu cuerpo
conectar cada día mi piel desnuda,
empezaría a sentir.

Y si el hilo de mi corazón que un día
se quedó enganchado mientras huía
de la desesperación...

Pudieras recogerlo en una bobina
y lo tejieras de nuevo, podría amar,
sentirlo en el pecho.

Yo te ofrezco, inmensidad, mar, cielo,
y campos de flores amarillas,
Amor Eterno.

martes, 23 de febrero de 2010

Niebla

A veces cae sobre mi corazón
una lluvia de gotas de tristeza
que lo empapa por completo...
Y lo deshace y me deja vacio,
como un nido en Diciembre,
silencioso y cuajado de frio.

Y me abandonan las fuerzas de los brazos,
y el habla y la risa de la boca
mientras una espesa niebla que me toca,
envuelve mi vida en un fracaso.

A veces me ataca un monstruo,
que de un solo golpe,
con sus tenebrosas fauces,
me arranca todo por dentro...

 y me deja vacio...

Solo tu imagen
aparece entonces.
Y una lluvia fina
cae sobre mi cuerpo,
y sus gotas son tristeza
que me cala hasta los huesos.

Y entonces pienso en ti,
y en si todavía te quiero.
y si..., te quiero...,
te querré toda la vida,

mi amor ETERNO, mi tormento...

lunes, 15 de febrero de 2010

" Lo siento "

Guárdame en un rinconcillo
de tu enorme corazón,
solo quiero un sitio chiquitillo
y sin calefacción.

Uno sin luces, uno sin sol,
pero déjame quedarme
toda mi vida, amor,
prometo no molestarte...

Deja que me ponga amarillo,
que me arrugue, que pierda mi color,
como una foto antigua
quemada por el sol.

Deja que me oxide,
que me ponga marrón,
en mi viejo rinconcillo
de tu enorme corazón.

Y cualquier tarde de otoño
que te pongas a limpiarlo, aburrida y sin dolor,
quítame las telarañas,
dame un beso o dame dos...

Pero déjame quedarme,
para siempre contigo,
en tu enorme corazón.

TÚ, en el mio estas guardada,
en una vitrina dorada,
con luz y calefacción,
luciendo como una estrella
rodeada de neón.

martes, 9 de febrero de 2010

¿Recuerdas...?



Recuerdas, mi amor,
aquella tarde dorada,
flotando entre el aroma del café,
fugaz posaste en mi la mirada.

Dulces como el almíbar,
tus ojos.
Nunca terminé de recorrer
tu cuello...
para posarme en tu boca roja,
como el fruto de un cerezo.

Delicado corto y rubio,
tu pelo.

A oleadas las teclas del piano
entre el humo del tabaco
se mezclaban,
y pequeñas caricias
los violines me hacían
en el alma.

¿Recuerdas, mi amor?
No recuerdas...

No pude decirte nada...
Y así me quedé extasiado,
contemplando la belleza
en una tarde dorada.

Me senté esta tarde en SILENCIOS
y sentí estas cosas...

domingo, 7 de febrero de 2010

Castillo rojo


Solo se escuchan mis pasos
por el Albaicín pasar,
la noche es tan fría y negra
que hace visible mi respiración.

Arde no obstante mi cabeza,
se agolpan los recuerdos
y agitado golpea mi corazón.

Me vigila la luna, casi oculta,
por las almenas de la Alhambra...

Y si estuvieras...?
y si fueras otra vez Granada.

Las frías lágrimas
desbordan mis ojos,
recorren mi cara.

A la orilla del Darro
lavo mi rostro
me miras altiva
desde el otro lado...

Que te hace tan bello
castillo dorado y rojo...

lunes, 11 de enero de 2010

Noche


Una noche sin luna,
con brillo de estrellas,
tus ojos, tu pelo...

Tu piel de azucena,
como el terciopelo,
como las almendras.

Ven a darme un beso
esta noche eterna
Te espero en la fuente

Te espero. Morena.



martes, 5 de enero de 2010

"Disolución"

Parque García Lorca

Envejezco por momentos,
como una flor cortada de su tallo.
Mi cuerpo se deshace,
como alas de mariposa entre las manos.

Mi alma..... la perdí en la adolescencia,
un 14 de abril, o un dos de mayo.

Mi mente, mi esencia, sin embargo,
se diluye, se derrama y agiganta
por las calles, por los campos,
por los bosques de Granada.

Espíritus sin nombre, salen a mi paso,
en cada esquina, en cada piedra
en cada aljibe, en cada banco,
y me susurran con el agua,
mil historias del pasado.