Búsqueda personalizada

viernes, 23 de enero de 2015

Esta tarde

Otra tarde de vencejos,
de calor a bocanadas,
de sudarte entre mis sábanas
bordadas con azulejos.

No siento el dolor de antes,
ni temo a las madrugadas
que te invocaban sin darme,
treguas de amor y malvas.

Por los rincones del patio,
frescos de musgo ajeno,
se entretenian mis ojos
y mis manos y mi aliento.

1 comentario:

sherlina halim dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.